Diferencias entre un profesor y un maestro.

Estoy leyendo un nuevo libro y trato de rescatar las cosas más importantes o que me dejan una enseñanza, y hoy quiero compartir lo que estoy aprendiendo.

Un maestro necesita tres cosas que un profesor siempre olvida.

Un maestro entiende su curso como una herramienta para el alumno. Un maestro nunca olvida que es un provocador de experiencias y no solo un facilitador. El maestro es un mediador de conocimientos y un provocador de crisis.

La segunda cosa de un maestro es el lenguaje adecuado por lo que debe saber hablar el idioma de sus pupilos. Saber escuchar es vital para nuestra labor docente. Solo así sabes hablar.

Por último, un gran maestro es un  apasionado de lo que hace. Un buen maestro sabe que las emociones se contagian. La pasión por nuestro trabajo genera vínculos y despierta la curiosidad. Luego, y solo luego, el maestro sorprende a sus alumnos con sus conocimientos.

Leyendo lo anterior tambien puedo comprender que gran maestro fue Jesucristo, quien con sus ejemplos hace posible que busquemos ser mejores personas y nos guía como discípulos hacia la salvación.

De igual manera, nosotros también debemos seguir ese ejemplo y caminar nuestra vida siendo ejemplo para los demás, mejorando cada día y motivando a otros a buscar ese camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s