Y llegó la oportunidad…

Si, llegó la hora, llegó el momento. Falta muy poco, algunas horas más y estaré en camino. Será largo, será complicado, pero la emoción ha cubierto el miedo que tenía hasta hace poco. Estoy contento, feliz, no esperé que así fuera y menos tan pronto.

Madre me espera, Madre sabe que voy. A pesar de las dificultades, perdí mucho en este camino, pero la fe creció más. No importa las trabas, solo se deben superar y seguir. Es increíble la manera como se puede cambiar la manera de ver las cosas, de sentirlas. No puedo explicar muchas de las cosas que siento, todo ha cambiado muy rápido y seguirá cambiando, porque así está profetizado.

El camino camino hacia las bendiciones está abierto y pueden ser muchas de estas las que puedan alumbrar mi vida. El arrepentimiento es muy grande, pero no es suficiente para cubrir mi falta. Aun así la promesa era una sola y ese es el camino que decidimos llevar. Uno es el objetivo, seguir sirviendo, seguir el sacrificio. Por un ejemplo nos fue dado, porque un camino nos fue mostrado.

1 Pedro 2:9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; 
2:10 vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.

Solo espero ser digno, merecer el encargo, solamente esforzarme y ser valiente (ánimo), el resto vendrá por añadidura. No estaremos solos, somos más de millón y medio en más de 150 países del mundo. Todos con un solo pensamiento, un solo objetivo:

Gálatas 4:26 Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.

Apocalipsis 21:2 Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.

Apocalipsis 22:17 Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.

El que quiera crea, el que quiera tome del agua de la vida. Los 66 libros lo declaran y los que oyen van a Sion:

Isaías 33:20 Mira a Sion, ciudad de nuestras fiestas solemnes; tus ojos verán a Jerusalén, morada de quietud, tienda que no será desarmada, ni serán arrancadas sus estacas, ni ninguna de sus cuerdas será rota.

Hebreos 12:22 sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles

Son muchos los testimonios y grande la obra. Ahora, debemos seguir el llamado y cumplir la obra. Madre lo agradecerá.

Santiago 1:22 Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. 
1:23 Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. 
1:24 Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. 
1:25 Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace. 

Madre, allá voy!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s