¿Es verdadera la Biblia?

Hace unas semanas tuve la suerte de estar 8 días en Lima para una Misión de Predicación de corto plazo en donde pude comprender el sacrificio de la Iglesia Primitiva por llevar el evangelio a todo el mundo. La predicación se dió en diferentes distritos, como Bellavista, La Punta, Jesús María, Magdalena, San Miguel y San Isidro. Si bien cada uno de esos distritos tienen personas de diferentes estilos de vida, todos fueron muy amables al permitirnos predicarles.

Sin embargo, la peor experiencia la tuve predicando a la salida de la Universidad Católica. Aun me encuentro sorprendido por la soberbia de los estudiantes universitarios, cuyas respuestas ante nuestra solicitud de predicarles eran: No creo en la Biblia, no creo en las religiones, no creo en Dios, no me interesa saber, etc. El desprecio ante nuestro interés era muy grande y decepcionaba mucho saber que los jóvenes que recién están formándose y preparándose para la vida puedan ser tan indiferentes ante la verdad de Dios.

Esto me ha llevado a pensar muchas veces acerca de qué estamos haciendo mal para que nuestra juventud, sobre todo la que tiene la posibilidad de instruirse, sea tan indiferente. Pues las primeras respuestas son bastante obvias. Las iglesias no han sabido llevar un mensaje real a las personas y han perdido su rol evangelizador desde hace mucho tiempo. Solo se sabe de escándalos, cada vez más graves, o sus vínculos con el poder, etc, que los hacen desviar de sus respectivos objetivos para con la humanidad. Definitivamente, una iglesia que se encuentre llena de escándalos, no puede ser iglesia de Dios.

Hace poco leí una noticia alarmante, en los últimos terremotos ocurridos, mucha gente corre a refugiarse en las iglesias, con la creencia de que ahí pueden ser protegidas por Dios, pero, al derrumbarse las iglesias moría una mayor cantidad de gente que en otros lugares. Mi pregunta es, ¿no se supone que en esas iglesias mora Dios y este protege a su pueblo? Leamos al profeta Jeremías:

Jeremías 16:10 Y acontecerá que cuando anuncies a este pueblo todas estas cosas, te dirán ellos: ¿Por qué anuncia Jehová contra nosotros todo este mal tan grande? ¿Qué maldad es la nuestra, o qué pecado es el nuestro, que hemos cometido contra Jehová nuestro Dios?
16:11 Entonces les dirás: Porque vuestros padres me dejaron, dice Jehová, y anduvieron en pos de dioses ajenos, y los sirvieron, y ante ellos se postraron, y me dejaron a mí y no guardaron mi ley;
16:12 y vosotros habéis hecho peor que vuestros padres; porque he aquí que vosotros camináis cada uno tras la imaginación de su malvado corazón, no oyéndome a mí.

Versículos como los anteriores son muy claros respecto de la voluntad de Dios, pero, mucha gente no cree en la Biblia. Hoy quiero compartir algunos versículos que muestran que la Biblia es verdadera. Empecemos con el profeta Job, quien hace más de 3,500 años ya declaraba muchas cosas acerca de nuestro planeta, por ejemplo:

Job 26:7 El extiende el norte sobre vacío,
Cuelga la tierra sobre nada.

Aquí, “cuelga la tierra sobre nada”, significa que la tierra está suspendida en el espacio. Hoy día todos sabemos eso, pero en la antigüedad, en la época del profeta Job, las personas ni siquiera podían imaginar esta verdad. Ellos creían que la tierra estaba fija sobre algo.

Así mismo, la Biblia también declara el ciclo del agua, como sigue:

Job 36:27 El atrae las gotas de las aguas,
Al transformarse el vapor en lluvia,
36:28 La cual destilan las nubes,
Goteando en abundancia sobre los hombres.

Veamos algunos significados, “él atrae las gotas de las aguas” nos habla de la evaporación de las aguas y su subida al aire para su posterior formación en nubes. Luego, “el transformarse el vapor en lluvia”, nos habla de la condensación del vapor. El ciclo del agua recién se descubrió en los sigos XVI y XVII, sin embargo la Biblia lo explicaba desde hace 3,500 años.

Así como los ejemplos anteriores, existen muchas profecías que explican que la Biblia es verdadera, sin embargo, en esta época, esto no es bien explicado por las iglesias y, por lo tanto, la población cada vez cree menos en ellas. Y por si no fuese poco, todas las iglesias prefieren mantener sus “tradiciones” o “mandamientos de hombres”, en vez de seguir la Biblia. Esto sucede porque sus mismos falsos profetas, pastores o sacerdotes no enseñan ni siguen lo que está escrito en la Biblia.

Deuteronomio 4:2 No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordene.

Ya desde el principio, nuestro Dios nos declaró que no debemos cambiar la Biblia, no debemos buscarle interpretación, bajo riesgo de blasfemia, porque podríamos ser llamados anatemas (malditos):

Apocalipsis 22:18 Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro.
22:19 Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.

Gálatas 1:8 Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.
1:9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.

Pero, todo lo anterior, nuestro Señor Jesucristo nos lo había advertido en su primera venida. Cómo está escrito:

Marcos 7:6 Respondiendo él (Jesús), les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito:
Este pueblo de labios me honra,
Mas su corazón está lejos de mí.
7:7  Pues en vano me honran,
Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres.
7:8 Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes.
7:9 Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición.

Jesucristo ya sabía que su pueblo iba a preferir sus propias interpretaciones, iba a faltar a sus mandamientos y sus enseñanzas. Su pueblo no iba a tener la fe suficiente e iban a adaptar sus enseñanzas a sus propios criterios. Por eso, Jesús mismo nos dejó un encargo muy grande a todos los que lo quieran seguir, justo antes de ascender al cielo, luego de su resurrección:

Mateo 28:18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.
28:19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
28:20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Son encargos de Jesucristo para nosotros el ir a buscar a sus hijos y hacerlos discípulos del evangelio, es nuestro deber enseñarles todas las cosas que nos ha mandado, o sea la Pascua, el día de reposo sábado, la existencia de Dios Madre, fiestas solemnes, etc.

Porque, solamente siguiendo esas enseñanzas y guardándolas como corresponde tendremos la opción de regresar a nuestra Patria Celestial, tal como dijo Jesucristo:

Mateo 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
7:22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?
7:23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Por eso, no es suficiente creer en Jesucristo solamente, es hacer la voluntad de Dios. Ya lo dijo el Apostol Santiago:

Santiago 2:14 Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?

La voluntad de Dios y las obras, se demuestran siguiendo lo que dice la Biblia, sino, estaríamos negando la veracidad de la Biblia, la cual da testimonio de Dios.

Deseo que sigan escudriñando la Biblia, estoy seguro que ahí encontrarán las respuestas del camino que deben seguir.

Que Dios los bendiga mucho.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s