La familia de Abraham y la Madre

Siguiendo el estudio sobre la Biblia y sus misterios, hoy como el entender sobre la familia de Abraham nos puede ayudar en nuestra salvación.

Primero recordemos porque Jesucristo nos hablaba siempre en parábolas cuando quería darnos alguna enseñanza:

Mateo 13:10 Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas?
13:11 El respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado.
13:12 Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.
13:13 Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden.

De lo anterior podemos entender que solo los escogidos podrán entender los misterios que Jesucristo quiso mostrarnos. Por eso debemos estudiar con sumo cuidado las palabras de la Biblia.

Entonces, Jesucristo nos enseñó una parábola para entender a quien debemos seguir si queremos conseguir la vida eterna o salvación. La parábola se llama “El rico y Lázaro”:

Lucas 16:19 Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez.
16:20 Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas,
16:21 y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas.
16:22 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado.
16:23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.
16:24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.
16:25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.

La parábola anterior nos muestra un hecho concreto acerca del rico y el mendigo Lázaro, pero hay una parte interesante por descubrir. El rico pidió misericordia a Abraham, pero se lo pidió llamándolo Padre. Jesucristo nos enseñó que solo debemos llamar Padre a Dios Jehová solamente, entonces, ¿por qué el rico llamó Padre a Abraham? Pues, Jesucristo ¿se equivocó o quería mostrarnos algo? Veamos a continuación:

Gálatas 3:27 porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.
3:28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.
3:29 Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.

Nosotros somos linaje de Abraham, quién también es hijo de Dios. Jesucristo nos indica que debemos saber más sobre la familia de Abraham para entender cómo podemos lograr nuestra salvación. Podemos estudiar en Génesis que Abraham, ya de 86 años no tenía descendencia, por lo que esposa Sara, que era estéril, le dió a su sierva egipcia Agar y tuvieron un hijo que se llamó Ismael. Sin embargo Jehová bendijo a Sara y Abraham como sigue:

Génesis 17:15 Dijo también Dios a Abraham: A Sarai tu mujer no la llamarás Sarai, mas Sara será su nombre.
17:16 Y la bendeciré, y también te daré de ella hijo; sí, la bendeciré, y vendrá a ser madre de naciones; reyes de pueblos vendrán de ella.
17:17 Entonces Abraham se postró sobre su rostro, y se rió, y dijo en su corazón: ¿A hombre de cien años ha de nacer hijo? ¿Y Sara, ya de noventa años, ha de concebir?
17:18 Y dijo Abraham a Dios: Ojalá Ismael viva delante de ti.
17:19 Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él.

¿Por qué Dios le da un nuevo hijo a Abraham? ¿Cual era el mensaje que nos quería dar con esta historia? El Apóstol Pablo nos lo enseña en su carta a Galicia.

Gálatas 4:21 Decidme, los que queréis estar bajo la ley: ¿no habéis oído la ley?
4:22 Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos; uno de la esclava, el otro de la libre.
4:23 Pero el de la esclava nació según la carne; mas el de la libre, por la promesa.
4:24 Lo cual es una alegoría, pues estas mujeres son los dos pactos; el uno proviene del monte Sinaí, el cual da hijos para esclavitud; éste es Agar.
4:25 Porque Agar es el monte Sinaí en Arabia, y corresponde a la Jerusalén actual, pues ésta, junto con sus hijos, está en esclavitud.
4:26 Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.

En los versículos anteriores podemos ver con claridad que el mensaje de Jesucristo era que de la historia de Abraham nosotros debemos diferenciar quienes nos dan la promesa de vida eterna para la salvación de nuestras almas. Claramente podemos ver que es nuestra Madre, la Jerusalén del cielo la que nos dará el agua de la vida en esta época, ya que ella tiene esa promesa con nosotros:

Gálatas 4:28 Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa.
4:29 Pero como entonces el que había nacido según la carne perseguía al que había nacido según el Espíritu, así también ahora.
4:30 Mas ¿qué dice la Escritura? Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque no heredará el hijo de la esclava con el hijo de la libre.
4:31 De manera, hermanos, que no somos hijos de la esclava, sino de la libre.

1ª de Juan 2:25 Y esta es la promesa que él nos hizo, la vida eterna.

Nosotros debemos buscar quienes son los que creen en la Madre del cielo, como el Apóstol Pablo nos enseñó. Cómo ya he escrito en un post anterior, nosotros debemos creer en la Jerusalén del cielo, la esposa del Cordero, quienes nos darán del agua de la vida gratuitamente en esta época (Ap. 21:9-11)

Solo la Iglesia de Dios cree en la Madre celestial, la Nueva Jerusalén y solo creyendo en ella, en la Pascua y siguiendo los mandamientos conseguiremos la promesa de vida eterna y podremos regresar a nuestra Patria Celestial.

Anuncios

Un comentario en “La familia de Abraham y la Madre”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s