El amor de nuestra Madre se ha derramado

El amor de nuestra Madre se ha derramado por el largo tiempo.
¿Cómo podría caber su gran amor aun en el enorme universo?
Como no se pueden numerar las estrellas del universo
no podemos contar las lágrimas que derrama por sus hijos.

¡Ah, ah! ¡Oh nuestra Jerusalén Madre, Jerusalén Madre!
Reciba toda la gloria eterna y honra para siempre.

Aunque las joyas preciosas resplandecen en bellos colores ,
no pueden ser comparadas con la luz gloriosa de la Madre.
Como no se puede ocultar la luz de las estrellas del cielo,
no podemos ocultar la bella luz de la Madre celestial.

¡Ah, ah! ¡Oh nuestra Jerusalén Madre, Jerusalén Madre!
Reciba toda la gloria eterna y honra para siempre.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s